Cascada (puta, boté el diario de campo con el dato del nombre)

0
4

Some cool el diario, images:

Cascada (puta, boté el diario de campo con el dato del nombre)
el diario,
Image by jorgepinzonc

Diario de campaña: Alicante
el diario,
Image by PACMA fotos
Durante la campaña electoral para las elecciones europeas estamos desplazándonos a varias ciudades de España para dar a conocer nuestras propuestas en defensa de los animales, el medio ambiente y la justicia social.
En este caso, Alicante.

P2950041
el diario,
Image by Antonio Marín Segovia
Chelva quiere proteger su belleza

Conjunto histórico. La Consellería de Cultura y Deporte acaba de publicar, en el Diario Oficial de la Comunitat Valencia, la resolución por la que se inicia el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, a favor de la Villa de Chelva y sus huertas, municipio de «Los Serranos».

Con el inicio de este expediente a favor de los barrios más antiguos de Chelva y su huerta circundante, el municipio de 1.700 habitantes, capital de La Serranía, incorpora a la lista de Bienes de Interés Cultural de la Comunidad Valenciana su quinto elemento.

Chelva, a menos de 70 kilómetros de Valencia, participa en el listado de BICs con: (1) una magnífica obra de ingeniería del siglo I-II d.C, un trazado de sistemas de conducción de agua de más de 28 kilómetros de longitud, el Acueducto romano de Peña Cortada (que transcurre también por los términos de Tuéjar, Calles y del antiguo Domeño; BIC en 2004); (2) el conjunto denominado Castillo y Murallas del siglo XII-XIII, denominado también «Antigua Posada» o Palacio de los Vizcondes de Chelva, ubicado en la Plaza Mayor (BIC en 2006); (3) La Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de los Ángeles, también en la Plaza Mayor, fue construida en el siglo XVII, con más de 1.500 m2 de planta, y repleta de elementos barrocos y fachada manierista (BIC en 2006); y (4) una torre defensiva de origen medieval (siglo XIII-XIV), La Torrecilla, bajo protección de Patrimonio Histórico, que requiere hoy más acciones de mejora.

El conjunto histórico de la Villa de Chelva, sobre el que se incoa expediente, incluye una serie de barrios de trazado complejo, sinuoso y a la vez enigmático, como se indica en DOCV, adaptados como un guante al terreno sobre el que se alzan sus edificaciones. En el mismo se incluyen los tres barrios principales, de Benacacira (musulmán), del Arrabal (morisco), y del Azoque (judío), que junto al cristiano y la zona del ensanche (antiguas calles Nueva y Carrera) tienen un gran interés histórico y cultural que es necesario conservar. El barrio de Benacacira fue construido en el siglo XI por los musulmanes, y aunque está contaminado arquitectónicamente, todavía conserva en su interior plazuelas, pasadizos, y callejones, donde encontramos la Ermita de la Soledad construida sobre una mezquita. El Arrabal o barrio morisco tiene su origen en los siglos XIII y XIV, tras la conquista de Jaime I, de trazado tortuoso sus límites se ven inmersos en la huerta; en él encontramos el antiguo Ayuntamiento o Consejo de la Villa, la mezquita de Benaeça (hoy Ermita de Santa Cruz, restaurada en 2007), y la Ermita de la Virgen de los Desamparados (siglo XVII), en cuyo interior existen unos magníficos esgrafiados que demandan acciones urgentes de restauración. Y la judería o barrio del Azoque provista de calles estrechas, en origen amurallado que aislaba a sus habitantes de musulmanes y cristianos, y que todavía conserva su trazado original.

Sobre la Plaza Mayor (zona ensanche, donde se encuentra la Iglesia Arciprestal), el expediente «BIC Villa de Chelva» indica que a pesar de su gran homogeneidad en la arquitectura, de nivel de calidad, contiene como punto negativo la existencia de algunos edificios modernos que no adaptan para nada al conjunto y «entorpecen la lectura armónica de la propia Plaza». El expediente incluye la relación de edificaciones más destacas del casco histórico de la Villa de Chelva que pueden considerarse Bienes de Relevancia Local, como la Ermita de la Soledad (mezquita de Benacacira), la Sinagoga de la calle Caballeros, la Ermita de Santa Cruz y de Los Desamparados, la capilla de los Santos Vicentes, la Casa de la Inquisición, el Ayuntamiento Antiguo, las fuentes de Plaza Mayor (recientemente restaurada) y Arrabal, el edificio La Posada (en rehabilitación), y soportales y lavaderos de la zona delimitada en esta Resolución (2011/5471). Además, se especifican alrededor de 50 paneles cerámicos, ubicados todos ello en el exterior de viviendas, dedicados a La Purísima, San José, Santo Tomás de Villanueva, San Vicente Ferrer, San Cristóbal, Virgen del Remedio, de los Dolores, de los Desamparados… o al mismísimo Beato Nicolás Factor, en cuyos azulejos se relata uno de sus milagros.

Delimitación del conjunto histórico
Se incluyen todas las parcelas y espacios públicos pertenecientes al casco urbano histórico, incluyéndose las áreas de huerta tradicional de su entorno para garantizar su vinculación territorial y mantener despejada la panorámica de la Villa de Chelva; se incluyen por lo tanto, los huertos y campos comprendidos entre el río Chelva y los barrancos del Mozul y del Remedio. La inclusión de bancales que rodean los arrabales históricos garantizará, dice el DOCV, «la óptima contemplación del asentamiento desde el promontorio que se halla al sur, vista históricamente relevante y recogida en diferentes materiales gráficos históricos». Una vez determinados los valores del Conjunto Histórico que justifiquen su declaración de Bien de Interés Cultural, se fijarán las normas de protección. Mientras tanto, quedan en suspensión las licencias municipales de parcelación, urbanización, construcción y demolición, entre otras.

MANUEL PORTOLÉS

LA FÉNIX TROYANA – CHELVA

www.levante-emv.com/comarcas/2011/06/05/chelva-quiere-pro…

________________________

Decreto 168/2012, de 2 de noviembre, del Consell, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Histórico, la Villa de Chelva y sus huertas, en el municipio de Chelva (DOCV de 5 de noviembre de 2012).

laadministracionaldia.inap.es/noticia.asp?id=1106083

________________________

Resolución de 4 de marzo de 2011, de la Conselleria de Cultura y Deporte, por la que se incoa expediente de declaración de bien de interés cultural, con categoría de conjunto histórico, a favor de la villa de Chelva y sus huertas, en el municipio de Chelva (Valencia) y se abre periodo de información pública.

Publicado en: «BOE» núm. 132, de 3 de junio de 2011, páginas 54996 a 55020 (25 págs.)

TEXTO

Vista la solicitud de incoación formulada por el Ayuntamiento de Chelva, el informe emitido por los Servicios Técnicos de la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano y demás antecedentes obrantes en el expediente, favorables a la declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, de la villa de Chelva y sus huertas, en el municipio de Chelva (Valencia).

Considerando lo que dispone el artículo 27 de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, esta Conselleria, en lo que es materia de su competencia, ha resuelto:

Primero.–Incoar expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, a favor de la villa de Chelva y sus huertas, en el municipio de Chelva (Valencia).

Segundo.–De conformidad con lo dispuesto en el artículo 28 de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, determinar los valores del Conjunto Histórico que justifican su declaración como Bien de Interés Cultural, delimitarlo, describir el mismo, los inmuebles comprendidos en el conjunto que tienen por sí mismos la categoría de Bienes de Interés Cultural, individualizar los Bienes de Relevancia Local existentes dentro de su perímetro a los efectos de su inscripción separada en la Sección Segunda del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano y fijar las normas de protección del Conjunto Histórico en el anexo adjunto a la presente resolución.

Tercero.–En cumplimiento de lo preceptuado en el artículo 27.3 de la Ley 4/98, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, notificar esta resolución al Ayuntamiento de Chelva y a los interesados y hacerle saber que, de conformidad con lo que establecen los artículos 35 y 36 en relación con el 27.4 de la Ley, la realización de cualquier intervención en el Conjunto Histórico deberá ser autorizada preceptivamente por la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano con carácter previo a su realización y al otorgamiento de licencia municipal en su caso, cuando esta resulte preceptiva.

Cuarto.–La presente incoación, de acuerdo con lo establecido en el artículo 33 de la Ley 4/98, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, determina la suspensión del otorgamiento de licencias municipales de parcelación, urbanización, construcción, demolición, actividad y demás actos de edificación y uso del suelo que afecten al inmueble y su entorno de protección, así como de dichas actuaciones cuando sean llevadas a cabo directamente por las entidades locales. Quedan, igualmente suspendidos los efectos de las ya otorgadas, suspensión cuyos efectos y, de conformidad con la limitación temporal contenida en el inciso segundo del artículo 33 de la Ley 4/98, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, se resolverán tras la declaración.

No obstante, la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano podrá autorizar las actuaciones mencionadas cuando considere que, en aplicación de las normas de protección determinadas por la presente resolución, manifiestamente no perjudican los valores del bien que motivan la incoación, así como las obras que por causa mayor o interés general hubieran de realizarse inaplazablemente, según lo dispuesto en el inciso primero del referido artículo.

Quinto.–Conforme a lo previsto en el artículo 86 de la Ley de Procedimiento Administrativo, y en el artículo 27 de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, abrir período de información pública, a fin de que cuantas personas tengan interés puedan examinar el expediente durante el plazo de un mes a partir de la publicación de la presente resolución en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana. El expediente estará a disposición de los interesados en la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano, Servicio de Patrimonio Arquitectónico y Medioambiental, de la Conselleria de Cultura y Deporte, calle Colón nº 66, de Valencia.

Sexto.–Que en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 27.3 de la Ley se notifique la presente resolución al Registro General de Bienes de Interés Cultural dependiente de la administración General del Estado para su anotación preventiva y al Registro de la Propiedad con el mismo fin.

Séptimo.–Que la presente resolución con sus anexos se publique en el «Diari Oficial de la Comunitat Valenciana» y en el «Boletín Oficial del Estado».

Valencia, 4 de marzo de 2011.–La Consellera de Cultura y Deporte, Trinidad Miró Mira.

ANEXO I

Datos sobre el bien objeto de la declaración

1. Descripción del Conjunto Histórico Villa de Chelva y sus huertas y determinación de sus valores

La Villa de Chelva está compuesta por una serie de barrios de gran complejidad, con un trazado enigmático, sinuoso, que se adapta al terreno. Reúne gran interés histórico conservar la huella de todos y cada uno de sus primitivos habitantes que caracterizaron los diversos barrios antiguos.

a) Barrio musulmán o barrio de Benacacira: Fue construido en el siglo XI por los musulmanes, ocupando la totalidad de la superficie de un peñasco alargado. Estaba rodeado por una fortificación con cuatro puertas. En su parte oeste se encontraba el castillo, del cual sólo quedan algunos restos ya que en épocas posteriores se reutilizó y remodeló para crear el palacio y castillo cristianos.

Actualmente está caracterizado por su trazado urbano hispano-musulmán. Sus murallas hace mucho que desaparecieron y de sus puertas de entrada sólo subsiste la de San Cristóbal. Pero conserva su estructura urbana encerrada en sí misma. En su interior se pueden encontrar callejones en fondo de saco, plazuelas, pasadizos, adarves, etc. que le confieren una complejidad urbana muy característica que enriquece el espacio. Pocos callejones se abren como plazas y en uno de ellos encontramos la Ermita de la Soledad, que se construyó sobre una de las mezquitas de la época musulmán.

b) Barrio morisco o barrio del Arrabal: Su origen se remonta a los siglos XIII y XIV y surge como lugar de asentamiento de los moriscos y cristianos recién llegados tras la conquista de Jaime I en 1238, quien cristianizó la villa definitivamente. Éstos construyeron un barrio extramuros que llamaron Benaeça, donde se erigió una mezquita, posterior ermita de Santa Cruz.

Actualmente es uno de los sectores más característicos de Chelva, comparable en su importancia al barrio de Benacacira. Su trazado es también muy quebrado y de una gran riqueza espacial, pero su principal diferencia con los barrios altos radica en que, al encontrarse en las zonas bajas, se ve inmerso en la huerta y tierras de secano del valle. En él existen dos plazas importantes en las que surgen tres edificios singulares. En la primera, bifurcada en dos, se encuentra el antiguo ayuntamiento o consejo de la villa, donde estaba el centro neurálgico de la ciudad en ese momento, y la ya nombrada mezquita de Benaeça. Y en la segunda plaza encontramos la Ermita de la Virgen de los Desamparados del siglo XVII. En su rica decoración interior barroca, destacan sus esgrafiados. La plaza del Arrabal también marca el final del recinto murado medieval.

c) Barrio judío o barrio del Azoque: La judería, como Benacacira, también estaba encerrada tras murallas que permitían vivir a los judíos siempre aislados de musulmanes y cristianos. Uno de los arcos del antiguo Ayuntamiento, denominado portal del Azoque, nos introduce en el barrio judío del Azoque con sus callejones y portales. También éste es un barrio donde se conserva intacto su trazado original, con calles estrechas y puertas de acceso que lo aislaban del exterior.

d) Barrios cristianos: Se trata de los barrios que se encuentran en la parte más baja de la villa, siguen también la orografía de las colinas situadas en el nivel inferior a la de la plaza mayor y unen el barrio de Benacacira, con el del Arrabal y la Judería por el río. Su estructura urbana es algo menos sinuosa y algo más amplia, aunque tampoco demasiado. Seguramente se trata, junto con el Arrabal, de la última zona de expansión del pueblo en la época medieval. Un elemento a destacar es la completa ausencia de edificaciones singulares en este barrio de la ciudad, esto es, la inexistencia de iglesias, palacios, ermitas, etc.

e) Ensanche: Empezando desde el norte se encuentra la primera expansión o ensanche de la villa. Éste es posterior a la etapa medieval de desarrollo del primer núcleo del pueblo. El eje principal de esta extensión se sitúa al norte de la plaza mayor, se prolonga a ambos lados de la Iglesia coincidiendo con el nuevo acceso a la ciudad desde Valencia que sustituye la antigua entrada que penetraba por el Arrabal. El entorno de esta carretera se fue cuajando de edificación de los siglos XVII al XIX y se formalizó sobre todo en este último siglo XX en cuanto a su arquitectura. En ella se pueden distinguir tres subzonas. La primera se encuentra situada al oeste de la Iglesia y posee una trama casi reticular. La segunda, al este de la Iglesia, cuenta con una estructura más irregular. Por último, la tercera subzona que es la que conforma la actual plaza mayor de proporciones armónicas.

2. Tipología de la edificación

(Textos en cursiva citados del expediente para la incoación de Conjunto Histórico redactado por Alicia González Díaz, Esther Marín Pérez, Felix Benito Martín y Victoria Marín Pérez en 1982 para el Ministerio de Cultura).

a) Barrio musulmán o barrio de Benacacira:

«Espacio torturado y quebrado de escala pequeña…Muy importante en Benacacira es el acabado y el impacto de la arquitectura popular… Fachadas estrechas de tapial revocado que dejan entrever la estructura del material. Las cornisas de ladrillo sencillo, se coronan con un vuelo de tejas canales alternadas de gran efecto visual. En los áticos aparecen numerosos vanos horizontales. Elemento muy importante es el color blanco con variaciones al añil y sobre todo al verde de mucho efecto en una zona como esta, donde la luz directa penetra difícilmente debido a lo angosto del espacio, y donde la alegría de este color es muy importante en la escena urbana.»

Cabría añadir a esta magnífica descripción del barrio que las fachadas contienen principalmente huecos verticales en las plantas bajas y sólo es en la última planta donde éstos se transforman horizontales u otros pocos en arquerías. Estas buhardillas denominadas «barandas» localmente servían a las antiguas viviendas como secaderos. También se han destacado con el nombre de solanar. Muchos de estos últimos vanos, aunque fueron pensados para permanecer sin ventana que las cerrase, hoy se presentan con carpintería que seguramente permite el cambio de uso de estas últimas plantas. Se puede añadir que la altura media es de tres plantas, con una distribución de vanos en fachada con carácter asimétrico y ausencia total de vuelos cerrados. La mayor parte de las fachadas, con una ausencia pragmática de decoración, lucen balcones aislados de pequeña dimensión con barandillas de barrotes verticales de metal.

b) Barrio morisco o barrio del Arrabal:

«…es junto con Benacacira el de más personalidad de la población y que en sí mismo resume toda la complejidad que pueda tener un conjunto completo. La arquitectura es menos popular que otras zonas, más «formas» y urbana. A pesar de ello los espacios no son amplios. El elemento básico de composici6n ambiental es la plaza, casi siempre pequeña y muy configurada… La plaza más importante es la llamada del Arrabal situado junto al Ayuntamiento antiguo y subdividida en dos ámbitos. El más oriental de ellos es el más homogéneo en su arquitectura y el que alcanza un mejor nivel en su escena. Existen varios edificios de carácter formal con arquerías de medio punto en sus áticos. Muy cerca se sitúa la Plaza de la Ermita. Es también triangular y se abre en perspectiva sobre el sencillo porche de la edificación religiosa. Existen varias plazuelas o ensanches en la zona más extrema del Arrabal, de ella destaca la sencilla y recoleta plaza de la Ermita de los Desamparados. La arquitectura es en este sector más sobria con un dominio mayor de los encalados blancos, definiéndose el espacio más por su composición y la articulación de los espacios entre sí.»

c) Barrio judío o barrio del Azoque y barrios cristianos:

«Estos barrios están formados en base a un eje […] encadenados entre sí. Las características de la edificación son muy semejantes a los ya descritos en Benacacira. Arquitectura muy popular de tapial revocado con los interiores de los huecos en añil o verde, huecos pequeños salvo en el ático. Esta arquitectura se desarrolla en un espacio lineal de calles de suave curvatura que permite la visión sucesiva de las fachadas y que al mismo tiempo configura un espacio cerrado. El itinerario así compuesto se abre lateralmente en visiones sobre el valle y sobre la parte alta donde se sitúa el exterior del castillo…»

d) Ensanche:

«Se articula en dos sectores: la calle Nueva como salida hacia Valencia y las calles en retícula que emergen al oeste de la Iglesia. Son de distinto carácter tanto espacialmente como en cuanto a la arquitectura que las sustenta. La zona oeste […] tiene una arquitectura de características semejantes a las de los barrios más antiguos pero con un cierto carácter más urbano. El espacio es sin embargo totalmente diferente al ser calles rectas.

En la calle de la Carrera la visión de la Iglesia se complementa con un aspecto urbano más neutro que en otros barrios de Chelva. La calle de Sta. María […] es la más urbana y ha tenido muchas transformaciones. En ella se sitúa la Casa de la Inquisición, una de las más destacadas como arquitectura civil. La calle Nueva es completamente distinta, espacialmente comprende un conjunto de espacios de diversa naturaleza.

En un primer término se dirige al norte y es más que calle, la articulación de dos plazuelas en las cuales la visión sobre la cabecera de la Iglesia es lo más destacado […] El último tramo está formado por una calle recta muy homogénea en su arquitectura. Es sin duda el de mayor interés y el que más expresa el carácter del sector. Arquitectura muy urbana del siglo XIX, alternando con alguna preexistente de siglos anteriores, profusamente decorado y con una gama de blancos, ocres y cremas de tradición muy levantina.»

En esta zona la altura media de las edificaciones es de cuatro plantas, siendo la última un ático. Las fachadas son más nobles, muchas de ellas simétricas en su composición de huecos y decoraciones, con un acabado más refinado, más armonioso. Tampoco existen en este caso los vuelos cerrados, sino balcones que generalmente se encuentran apoyados sobre ménsulas con mayor decoración con barandillas mucho más trabajadas. La composición de colores en las fachadas es también muy armoniosa de forma que se pintan de tonos más claros los elementos decorativos que el plano, propiamente dicho, de fachada. Aparece alguna casa con remate superior con terraza.

Cabe destacar de esta zona la Plaza Mayor con una arquitectura con una gran homogeneidad y acentuado carácter urbano, de un elevado nivel de calidad. Se trata de una de las grandes plazas valencianas de estructura muy clásica. Sólo un punto negativo se puede apreciar en ella, esto es, la existencia de algunos edificios modernos que no se adaptan para nada al conjunto y que entorpecen la lectura armónica de la plaza.

Seguir leyendo:

www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2011-9728